Turismo en Calpe, se puede tener todo
Senderismo
19|04|2014

PEÑÓN DE IFACH

Itinerario

El itinerario, de dos horas de duración aproximadamente, comienza en las instalaciones del Parc Natural que comprenden: un Centro de Visitantes, con una sala de exposiciones con información de flora, fauna, geología e historia reciente del Penyal d’Ifac, y un Centro de Información donde, entre otras dependencias, se encuentra una sala de proyección que muestra un documental sobre el ecosistema del Parc Natural.

El acceso al itinerario es libre durante todo el día, y sólo los grupos de más de 15 personas han de llamar para concertar su visita.

La senda que conduce a la cima esta dominada por una vegetación litoral en la que destaca la lavanda y el lentisco, y a su paso se encuentran pinos que crecen casi de forma horizontal por la acción del viento de levante, dominante en esta zona.

Continuando la ascensión se llega a un mirador que alberga los restos de una antigua muralla edificada a finales del  XIII y desde este punto se hace obligatorio detener la marcha para contemplar la magnífica vista panorámica que se nos presenta.  Al Sur el “Parc Natural de la Serra Gelada”, al Oeste el “Paisaje protegido del Puig Campaña” y la “Sierra de Aitana”;  delante, cerrando la bahía de Calp, el “Morro de Toix” que se une por el “Mascarat” a la “Sierra de Bernia” y la “Sierra de Oltà” que conforma un altiplano. Al Norte “Pedramala”, el “Parc Natural del Montgó”, el “Puig de la Llorença” y el “Cabo de Moraira”;  y hacia el Este, en días claros, se alcanza a divisar la isla de “Ibiza”.

La ascensión continúa, y según nos vamos acercando al túnel podemos observar  también cerca de las rocas calcáreas ejemplares de palmitos, sabinas, y otras plantas adaptadas a vivir en la roca.

La dificulta de la senda es baja hasta el túnel, y aumenta una vez que lo atravesamos, por lo que no se recomienda continuar con niños o sin el calzado de montaña adecuado.

Antes de cruzar el túnel conviene fijarse en las marcas oscuras que se extienden sobre el fondo de la playa de Levante. Se trata de la posidonia, un tipo de pradera submarina que realiza importantes funciones en el medio marino como la de retener los sedimentos, mantener la arena en la playa y servir de alimento a diversos peces y erizos de mar. Constituyen también el hábitat donde se alimentarán y depositarán su puesta otras especies de interés comercial.

En la vertiente de Levante la vegetación presenta algunos cambios debido a la mayor insolación, siendo más fácil encontrar esparto, y romero.

El camino continúa rodeado de sabinas, enebros y variadas especies hasta un punto en que se divide en dos.

Por la izquierda la senda ofrece la oportunidad de observar los grupos de pinos tumbados y las jaras así como de oír o ver gaviotas, verderones o currucas. Al llegar al final, desde el mirador existente  se aprecia la verticalidad de los acantilados de levante, como el “Cabo de San Antonio”,  la “Punta de Moraira”, y las últimas estribaciones del Penyal.

Por la derecha, en un tramo más complicado por la pendiente y el relieve dominante, el camino nos conduce hasta la cima, culminación del ascenso donde a 332 m. de altura y rozando el cielo, el visitante comprenderá que tantos artistas encontraran aquí la inspiración de sus obras.

Es el lugar y el momento de disfrutar de las sensaciones que nos proporciona la madre naturaleza.